martes, 22 de noviembre de 2011

LOS RIPIOS MÁS PERFECTOS




Fui con nocturnidad y alevosía
hasta la orilla de todos tus dolores
y te robé los miedos que tenías.

Puse mi mano sobre tu frente fría
y te di de beber con mis amores
todo el amor que nunca me pedias.

No sé si te calmé o te causé más daño.
Mas creo que por la mañana sonreías.




<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

2 comentarios:

  1. Pues, qué más muestra que esa sonrisa, no?

    Besossss

    ResponderEliminar
  2. Joder con los ripios, cómo molan .
    Besitos,ya te enlacé.

    ResponderEliminar