domingo, 15 de abril de 2012

LA VIDA ES TAN BONITA QUE PARECE CIERTA

La vida es tan bonita
que a veces parece hasta verdad.
Es decir, parece un cuento,
una novela rosa,
una postal que alguien te dedica,
un beso que presientes desde lejos
o una mirada que se te pega al iris
y te muere en la espalda.

La vida es tan bonita
que a veces merece ser retratada,
imprimir el delicado rictus del momento
en una cartulina, guardar bajo secreto
de celofán esa memoria intacta.

La vida es muy bonita en un momento efímero,
pero después aparecen los dragones
con sus lenguas de fuego
y queman nuestros sueños,
los príncipes imberbes y mariquitas
que nos hacen mártires sin morir a tiempo,
las madrastras que nos dan a morder
el polvo en los establos,
el leñador que nos hace mujer y nos olvida,
el rey del pueblo que se nos va de caza y nos olvida
las infantas, los consortes,
los nietos y los yernos,
que se llevan la milonga y nos olvidan
en el reparto justo del dinero.

Se nos acaba el cuento.
Blancanieves se convierte en una puta,
Caperucita en realidad es una loba,
los enanos han crecido y son estátuas,
la iglesia nos abre los amorosos brazos
todas las mañanas y nos engulle
porque son los dueños de la gran garganta.

La vida es tan bonita que parece un sueño
ideado en las mejores noches de Satán.



<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada