jueves, 22 de septiembre de 2011

SANGRE EN EL TINTERO


Hay una tinta especial que casi nadie utiliza
para escribir poemas. Es decir: no la utiliza nadie.
Se llama sangre.


Hay que escribir con la sangre del otro y con la propia,
y denunciar la muerte de millones de niños,
y decirle al papa que no venga a Madrid,
que mejor se vaya al cuerno (de África)
y sepa lo que duele el hambre y la pobreza.

Hay que escribir con sangre y derramar las tripas
sobre el papel fecundo, y sacudir la conciencia
que se duerme la siesta cada tarde.
No hay que evitarle nada a la vergüenza,

No solo hay que escribir con lágrimas de sangre .
No solo hay que sufrir por el dolor
de los que no conocen otra vida:
Hay que escribir con la sangre de todos
y con la sangre propia.

Hay que escribir por dolor o no escribir poemas
si no somos capaces de saber lo que pasa
y aprendernos la letra de las causas perdidas.

Hay que hacer terrorismo del poema
a ver si alguien aprende a utilizar la pluma
con recursos de guerra.

Hay que sacrificar la paz y hay que manchar papeles
con la sangre que sale del tintero
igual que del fusil salen las balas.


<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

3 comentarios:

  1. Qué grande eres, Lola. Te felicito. Me ha conmovido. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Esa desesperación por el dolor y el sufrimiento de los demás fue el que a mí me inspiró estos versos:

    DESESPERACIÓN

    Que el lobo rasgue el éter con su aullido,
    que el látigo del rayo dé un trallazo,
    que roto caiga el cielo en mil pedazos
    y el viento sople fuerte, enfurecido.

    Que el mundo lance un cósmico alarido
    y en nuestra puerta dé un aldabonazo,
    que un corto apague el sol por un chispazo…
    ya, no soporto más haber nacido.

    No puedo ver los niños en la guerra,
    o como mueren de hambre y de miseria,
    ni acepto sus abusos sexuales,

    no puedo más vivir en esta tierra
    en la que sólo impera la materia,
    en la que somos fieros animales.

    Terly

    Saludos

    ResponderEliminar